Educación y chequeo médico, la mejor prevención

Dra. Omaira Díaz, Ginecóloga-Mastóloga

Ante la alta incidencia de cánceres femeninos, sobre todo en jóvenes, se recomienda educar sexualmente a las niñas y que las madres acudan a consulta con ellas porque el chequeo médico y diagnóstico precoz es la mejor prevención.

La Dra. Omaira Díaz, ginecóloga-mastóloga  y representante del equipo médico de Funcamama, destacó la importancia  del chequeo médico frecuente y el diagnóstico precoz para evitar el cáncer femenino, bien sea  mamas, ovarios, cuello uterino y endometrio.

En el marco del Día Mundial del Cáncer este 4 de febrero, Funcamama inició una campaña de prevención de cánceres femeninos, considerando su alto nivel de incidencia y mortalidad en las mujeres de nuestro país, incluso en jóvenes entre 16 y 19 años.

La especialista refirió que  hay una incidencia más elevada de cáncer de cuello uterino en pacientes adolescentes, por lo que hizo hincapié en las campañas de prevención y educativas desde la etapa escolar.

“No todos los tipos de cáncer tienen las mismas incidencias”, refirió la Dra. Omaira Díaz, vocera de Funcamama, durante una visita a la sede del portal Carabobo Es Noticia, acompañado del periodista Arnaldo Rojas, jefe de prensa de la institución.

“El diagnóstico precoz de cáncer de mama ha ayudado muchísimo a disminuir las tasas de morbimortalidad.  Con respecto al cáncer ginecológico de cuello uterino necesitamos realizar mayor educación y prevención,  tanto de las madres como de las niñas. Es decir, asistir a las consultas para poder hacer el diagnóstico precoz, ya que este tipo de cáncer si es prevenible”, refirió la experta.

“Nosotros podemos tomar acciones para la prevención del cáncer de cuello uterino y ovarios. Como son silenciosos tiende a pasar desapercibidos. Por eso hacemos hincapié en esta campaña para que las mujeres acudan a tiempo,  no esperen tener síntomas,  porque no son tan visibles como los de mamas”, enfatizó.

¿En  el caso de cáncer de cuello uterino cuándo se sospecha de su existencia?

-Realmente la importancia radica en que ese cáncer es prevenible.  Si nosotros educamos a la población a la prevención más que al tratamiento, de verdad que podemos hacer un impacto en las incidencias del cáncer y de la mortalidad por cuello uterino.  Actualmente  hay una incidencia más elevada de cáncer de cuello uterino en pacientes jóvenes,  incluso al final de la adolescencia.  Estoy hablando de edades comprendidas entre 16 y 19 años. Se dice que las pacientes con un inicio de la actividad sexual precoz favorece  la aparición de un cáncer precozmente, porque hay una relación entre el virus del Papiloma Humano y la aparición del cáncer del cuello uterino. De hecho, hay unos tipos de virus de Papiloma Humano que representan hasta un 70 por ciento de las causas de cáncer de cuello uterino. Al nosotros iniciar la educación,  también se debe iniciar la vacunación porque es importante saber que tenemos ese medio. En Venezuela no contamos con la vacuna del VPH  en el servicio público, pero en el sector privado sí está disponible.

¿Cuál es la razón para que se presente a temprana edad?

-Por la falta de educación sexual de la paciente.  Hay niñas que inician la actividad sexual después de la menarquia (cuando les viene por primera vez la regla), por ejemplo a los 9 años, y no se hacen un control ginecológico. Clínicamente se ha precisado  que, aproximadamente cada dos años,  después de la infección por el virus del Papiloma Humano progresa la enfermedad, si se tiene una lesión y no es tratada. Por eso, llamamos la atención a las madres para que estén atentas con la educación sexual de sus hijas y acudan con la paciente al médico. Es necesario ir a consulta para que sus hijas, se hagan el examen de Papanicolaou  o  citología, ya que es el método de pesquisa para el VPH y el cáncer de cuello uterino.

Entrevista publicada en Carabobo Es Noticia, realizada por la periodista Marlene Piña

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*